Ordino Arcalís blog

¿Qué es el Snowtubbing y cómo practicarlo?

Cuando la gente piensa en los deportes de nieve, lo más habitual es que le vengan a la cabeza dos modalidades estrella: el esquí, de pista y de fondo, y el snowboard. Sin duda, son de las más conocidas y practicadas. Pero la montaña y la nieve ofrecen grandes posibilidades de diversión más desconocidas para el público. Por ejemplo, el snowtubbing.

Si quieres saber qué es el tubing en la nieve y cómo y dónde practicar snow tubing en Andorra, sigue leyendo.

¿Qué es snowtubing?

Si has ido a un parque de atracciones acuático o si has practicado rafting en un río, puedes hacerte una idea muy precisa del snow tubing. Esta actividad consiste en deslizarse por una pista de nieve acondicionada con forma de tobogán sobre flotadores hinchables.

Se trata de una modalidad divertida, familiar y segura de disfrutar de la montaña. Es apta para todos los públicos, siempre con materiales adecuados para cada edad. Además, se puede practicar en grupo y combinar con otras actividades que quieras realizar en las estaciones.

¿Qué material necesito?

Como ves, esta práctica de tubing en la nieve está emparentada con el clásico descenso en trineo. De hecho, ese sería su precedente inmediato. Sin embargo, en lugar de sobre el trineo, el snowtubbing se lleva a cabo sobre una cámara neumática de goma tipo donuts, que no cuenta con frenos. En algunos casos es necesario usar casco para reforzar la seguridad, sobre todo en niños, pero las pistas están diseñadas para evitar salidas y colisiones.

Respecto al material personal, no es necesario nada que se diferencie de la práctica del esquí, a excepción del calzado. Basta unos zapatos de montaña, ropa térmica e impermeable y un gorro de lana. Y si quieres, gafas de nieve y crema solar. No es preciso comprar nada específico para acometer divertidos descensos.

La mejor snowtubbing de las estaciones de esquí en Andorra

Andorra se ha convertido en un gran destino para descargar adrenalina con la práctica del snowtubbing. En esta parte de los Pirineos no faltan pistas ni falta nieve y las estaciones se han ido acondicionando para sumar esta excitante actividad.

En el sector del Pas de la Casa de Grandvalira puedes encontrar nada menos que la pista de tubing más larga de Europa. Suma 350 metros y cuenta con cuevas y dos túneles para hacerlo todavía más ameno. Además, se puede alcanzar una velocidad de 60 kilómetros a la hora.

Al estar en el complejo de pistas, puedes probar esta alternativa de manera ocasional o pasar la tarde en familia o con amigos deslizándote vertiginosamente por la nieve.

Consejos para una primera vez haciendo snowtubing

La seguridad es máxima en la práctica del tubing de nieve en las estaciones de esquí. Lo único que hay que hacer es tener en cuenta algunas nociones básicas. Por ejemplo, ya hemos dicho que los flotadores, a diferencia de los trineos, no tienen frenos. Basta que te dejes llevar ladera abajo hasta que, tras alcanzar una velocidad punta, el hinchable comience a frenar por la morfología de la pista.

No te ladees ni te muevas de manera que el flotador acabe girando y sobre todo, no intentes abandonarlo en marcha o poner el pie en la nieve. Los instructores guían a los visitantes para que no se produzcan colisiones ni salidas de pista. Puedes probar primero con velocidades más bajas de descenso hasta que te familiarices.

Por último, si vas con niños, cuida que vayan bien equipados y que sigan las instrucciones. No los pierdas de vista y todos disfrutaréis de un día de locos en la nieve.