Ordino Arcalís blog

Supervivencia en la nieve

No hay que perder el respeto a la nieve. Quienes hayan visto la película "La sociedad de la nieve" o leído el libro ¡Viven! sabrán de la importancia de conocer su majestuosidad. Porque la montaña es amable y hermosa, pero también puede convertirse en una amenaza si no cumplimos ciertas normas.supervivencia en la nieve

De ahí que la primera norma de supervivencia en la nieve sea actuar en todo momento con precaución, siendo conscientes de los peligros que pueden surgir si le perdemos el respeto. Un ejemplo de imprudencia, en ese sentido, lo encontramos en aquellas personas que se salen de las zonas limitadas por balizas y que definen los límites de cada pista. Esquiar fuera de pistas puede tener consecuencias muy peligrosas.

Al margen del esquí, y aunque uno ponga su mejor voluntad, pueden surgir accidentes, imprevistos, situaciones inesperadas que nos pongan a prueba y nos preparan para la supervivencia en la nieve. Veamos cómo actuar en ese contexto.

Ordino Arcalís blog

Consejos para sobrevivir en la nieve

Si, por las circunstancias que sean, nos vemos atrapados en la nieve y todo apunta a que nos esperan varias horas, incluso días, antes de que podamos volver a un refugio seguro, algunos consejos de supervivencia que te ayudarán son estos: 

  • Abrigarse bien. Consejo obvio, pero no por ello menos importante. Es fundamental mantener la temperatura corporal lo más caliente posible el mayor tiempo posible, y para ello pondremos especial atención en cuidar la arquitectura de las tres capas (una térmica sobre la piel, otra para mantener el calor y una sintética para protegernos del exterior). Tampoco dejaremos a la intemperie ninguna parte de nuestro cuerpo. Si podemos cubrir la cara con una braga, mejor. Hidratar los labios con cacao evitará que se resequen y se produzcan lesiones. Para que este punto se pueda cumplir, debemos tener en mente, antes de una jornada en la nieve, la posibilidad de que ocurran imprevistos. Así como al conducir nos abrochamos el cinturón de seguridad, a la hora de viajar a la nieve tenemos que pensar también en la posibilidad de que surjan imprevistos, pero que nos pillen preparados.

💡 También te puede interesar nuestro contenido: ¿Qué llevar a la nieve?

  • Lleva contigo un pequeño kit de supervivencia. Ligando con la idea anterior, llevar una pequeña riñonera o mochila con material de ‘survivalista’ será clave si nos vemos en la tesitura de pasar unas horas o incluso una noche en la nieve. ¿Qué llevar en ese kit de supervivencia? Sobre todo, barritas energéticas, frutos secos, es decir, pequeños alimentos que aporten nutrientes de manera rápida, porque si estamos bien hidratados y nutridos el cuerpo resiste mejor el frío. También es bueno llevar baterías de repuesto para el móvil, un cargador analógico y un pequeño kit de primeros auxilios y analgésicos.
  • Mantener la calma. Vencer la lucha psicológica puede ser clave para superar un reto particular de supervivencia. Actuar rápido y por impulsos puede tener consecuencias muy peligrosas, por lo que mantener la serenidad es un aspecto clave para que la situación se resuelva del mejor modo posible.

¿Cuánto tiempo puede sobrevivir una persona en la nieve?

Unas de las cuestiones que más preocupan respecto a cómo sobrevivir en la nieve tiene que ver con el tiempo. ¿Días, horas? Ya vimos que los supervivientes de la película de JA Bayona lograron pasar setenta y dos días, en condiciones extremas, en la nieve… Pero dependerá de cada caso, las circunstancias concretas y los recursos con los que se cuente.

Así, la supervivencia en la nieve depende de diversos factores, como el equipo, la vestimenta y la preparación. En condiciones extremas, la exposición prolongada puede llevar a hipotermia, una amenaza letal. Sin embargo, con indumentaria adecuada y refugio, las personas pueden sobrevivir durante días, más aún si se cuenta con alimentos imperecederos.

¿Qué hacer si te pierdes en la nieve?

En este caso, también aplica lo de “mantener la calma”. Y buscar refugio cuanto antes, teniendo en cuenta, si es invierno, que la oscuridad juega en tu contra. Utiliza señales auditivas y visuales para llamar la atención. Si tienes un teléfono, intenta comunicarte y comparte tu ubicación. Conserva la energía y evita el agotamiento: dosifica tus esfuerzos y piensa bien tus movimientos.

De modo preventivo, es buena idea avisar a una persona, antes de tu excursión a la nieve, de la zona que se recorrerá. Así, en el caso de tener que avisar a los servicios de emergencia en el caso de que no se tengan noticias, será mucho más fácil acotar la zona de búsqueda.

Siguiendo estas normas y evitando riesgos innecesarios, la montaña y la nieve estarán de tu lado. Consulta el estado de la nieve y de las pistas en Ordino.